Submenu
El viaje es una temática recurrente de las artes en general y ha estado, específicamente, muy presente en la historia de la literatura. Los viajes, descritos en textos de diversas épocas, pueden darse hacia lejanos destinos desconocidos -a través de desplazamientos de miles de kilómetros en territorios ajenos- o pueden ser viajes internos, con recorridos de carácter más espiritual, intelectual o de autoconocimiento. El libro de viajes, en general, se concentra en la descripción de las travesías de navegantes o exploradores y suele estar acompañado de dibujos, grabados o fotografías que también documentan la expedición y se convierten en dispositivos de validación del conocimiento del viajante y del valor de la propia empresa de "descubrimiento". Se trata de textos que se construyen sobre la combinación de ficción y realidad, y debido a esta naturaleza, tan particular, permiten al lector hoy comprender cómo el conocimiento de las regiones ajenas a Europa se creó sobre la base de miradas muy personales o interpretaciones sesgadas, que luego fueron tomadas como verdades inapelables. La propuesta de la exposición "Libro de viajes" es tomar como punto de partida el concepto del viaje y los textos escritos a partir de él para repensar la manera en la se ha construido cierto conocimiento racional, muchas veces impuesto sobre el de otras culturas, sustentado por los estudios geográficos, botánicos o las investigaciones sobre la naturaleza y el territorio de diferentes épocas. A su vez, los trabajos de Ignacio Alvaro, Edgar Endress y Quisqueya Henríquez reunidos en esta exhibición -desde soportes como la escultura, la pintura o el collage, y estrategias como la apropiación e intervención de archivos- nos proponen acercarnos a conceptos como el viaje, la trayectoria, las travesías de investigación, para llegar luego a entender también el lienzo como un espacio de desplazamiento o un camino sobre la composición. Las obras de Quisqueya se podrían relacionar, por ejemplo, con el concepto del viaje hacia el interior, tomando a la propia materialidad de la obra como un espacio para delinear rutas. De otro lado, Ignacio y Edgar vuelven a documentos de viajes de siglos anteriores para intervenirlos y reorganizar el material dentro de esos archivos, cuestionando el valor de estos documentos, relacionados más bien con el concepto del viaje hacia el exterior. Al reflexionar sobre la forma en la que creamos conocimiento y lo finalmente ficticio de esta acción -que aparentemente condensa un saber muy racional- podemos abrir la posibilidad a concebir un viaje constante que haga visibles sus contradicciones y los diversos modos de ver y pensar realidades más complejas. Giuliana Vidarte
EVENTO.jpg
F97A5814.jpg
F97A5782.jpg
F97A5834.jpg
F97A5808.jpg
F97A5812.jpg
F97A5836.gif
F97A5833-copy.jpg
F97A5844.jpg
F97A5795.jpg