Submenu
APOFENIA la construcción del hallazgo Esbeltos hombres de grafito incrustan sus lanzas en la gruesa piel de un mamut. En el paleolítico, la representación de estas escenas tenía fines más importantes que la mera reproducción de la realidad, este ejercicio buscaba asegurar el éxito del cazador en futuras campañas. El artista, sin embargo, no tenía dominio pleno sobre aquel misterioso poder. Por el contrario, sus representaciones partían del hallazgo de formas geológicas que transformaba luego en figuras reconocibles del entorno. Cuarenta mil años después, y esta vez en el contexto material de una galería, tres artistas de distintas nacionalidades recrean el mismo procedimiento. Keke Vilabelda (Valencia, 1986) ajusta su campo visual a las fachadas lúgubres de edificios metropolitanos. Columnas, vigas, dinteles y cornisas forman parte del espectáculo de formas arquitectónicas que el artista traslada a la superficie lisa del microcemento. Sin embargo, al igual que en el arte parietal, la intervención del artista no se limita a la mimesis. Keke traza líneas de color sobre el paisaje gris, proyecta sombras y luminiscencias, ofrece una interpretación estética del hallazgo. Por su parte, el trabajo de Facundo Pires (Buenos Aires, 1984) transita entre el cálculo y el azar. Fotografías de planos colocados en perspectiva sobre un fondo que desaparece en las paredes blancas de la galería. Se trata de postales adquiridas en Calamuchita, precioso valle argentino cuyos colores forman ahora parte de un cuerpo anguloso, geométrico. Pires explora también en lo impredecible, perfora las postales obteniendo pequeños círculos que lanza al viento mientras el lente de su cámara nos concede el milagro. Finalmente, tenemos las piezas de Augusto Ballardo (Lima, 1986). Sus diseños reticulares, inspirados en patrones estéticos de culturas prehispánicas, evocan amaneceres, canículas y otros estadios de luz y temperatura. Ballardo elabora sus composiciones a partir del contraste entre los mencionados patrones y la observación in situ de la geografía representada. El resultado es la reconstrucción de paisajes abstractos. Esta muestra presenta tres formas distintas de ejecutar el mismo procedimiento. La búsqueda e identificación de patrones abre paso a la interpretación subjetiva de lo sucedido: APOGENIA, un fenómeno tan primigenio como cotidiano. Yonatan Mejía Vega Mayo 2018
APOFENIA-2787.jpg
APOFENIA-2733.jpg
APOFENIA-2791.jpg
APOFENIA-2761.jpg
APOFENIA-2802.jpg
APOFENIA-2816.jpg
INVITACION_ITG.jpg